Etiqueta: Alcohol

“Cuando estoy feliz bebo,cuando estoy triste bebo…”

Hoy estaba leyendo el periódico cuando me he encontrado con estas palabras: “Cuando estoy feliz bebo, cuando estoy triste bebo, cuando hay sol, cuando llueve. No bebo solo cuando debo quitarme la borrachera”. Con estas palabras Psy, el cantante coreano creador del famoso “Gangnam Style”, ha confesado su adicción al alcohol.

Cuanto más leo sus palabras mejor forma me parecen de describir esta enfermedad. En el alcoholismo llega un momento en que da igual que las cosas vayan bien o vayan mal, que la persona este nerviosa o tranquila, que se tenga algún problema o no se tenga, al final el cuerpo siempre acaba pidiendo lo mismo: alcohol.

Últimamente estas noticias son bastante frecuentes y a mi no deja de sorprenderme que en todas ellas se haga mención a una infancia dura o a unos padres que quizá no deberían haberlo sido. Cuando pienso en esto es inevitable que se me ponga la piel de gallina pensando que en algún momento mi cuerpo necesite del alcohol para seguir, también pienso en todos los niños de la asociación y no paro de preguntarme si las personas que han tenido una infancia complicada o los que tenemos familiares inmersos en una adicción somos más proclives a padecerla. Sé que hay estudios que demuestran que hay una predisposición genética en el caso del alcoholismo, y la habrá, y sé que también depende de muchísimos otros factores pero aún así no puedo evitar sorprenderme cuando en cada una de estas historias se habla de un pasado similar.

Para mi es una actitud valiente el ser capaz de reconocerlo públicamente, creo que es el primer paso para dejarlo atrás. Creo que si no se asume una enfermedad no se puede luchar contra ella.

Vuelta a las andadas, ha vuelto a beber…

Hace unos días le decía a un amigo que mi madre llevaba ya un mes y pico sin beber, se lo contaba entre medio sorprendida y medio preocupada ya que hacía bastante que no aguantaba tanto tiempo del tirón. Pues si antes lo digo, antes ocurre, mi madre ha vuelto a beber. Si, llevaba un mes y pico sin probar una gota de alcohol pero ha vuelto a las andadas. Todavía no debe estar bebiendo mucho pero os aseguro, y las personas que pasen por algo similar sabrán de sobra de que estoy hablando, que quienes convivimos con personas con esta enfermedad sabemos con exactitud cuándo se ha tomado una única cerveza.

(más…)

15 días sin beber…

15

Como ya dije en una entrada anterior creo que una de las principales cosas que caracteriza a las personas que padecen o tienen cerca la enfermedad del alcohol es la continua sensación de vivir en una noria, siempre dando vueltas y vueltas… En esa misma entrada decía que habíamos vuelto a los días de los gritos sin sentidos, de pasar del sofá a la cama, de faltar a las citas del médico,etcétera. Si hace quince días estábamos en la parte baja de la noria, casi rozando el suelo, en la actualidad nos encontramos en uno de los puntos altos, lleva dos semanas sin beber.

(más…)

A veces me pregunto porque tengo tanta mala suerte

Este es un pequeñito fragmento de uno de los diarios que escribía cuando era pequeña.  La verdad es que escribir siempre me ha ayudado a desahogarme pero es una sensación algo agridulce el momento en que decido abrir el baúl de los recuerdos y pararme a releerlos. Sobrevivieron al incendio tres cuadernos y la verdad es que los guardo con cariño, pero es inevitable abrirlos y no acordarme de tantas cosas que me gustaría poder olvidar, aún así soy incapaz de deshacerme de ellos, es mi pasado y mi historia y creo que no pasa nada porque este escrita cuando va a estar siempre en mi cabeza.

(más…)

Todo lo que no acaba conmigo me hace más fuerte

Si hay algo que creo que caracteriza a las personas que sufren o conviven con la enfermedad del alcohol es la sensación continua de vivir en una noria, unas veces abajo y otras tantas arriba. Creo que es algo inevitable, cuando la persona que tienes cerca se mantiene sobria la sensación es de estar viviendo un nuevo día, despertarte tranquilo y con más ganas que nunca de comerte el mundo. Es verdad que siempre existe esa antenita que nos hace estar en estado de alerta, pero con el paso de los días va empequeñeciéndose para pasar a creer que es algo del pasado. Pero no, parece que el pasado siempre renace y con fuerza.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: