Categoría: Alcohol

Mi madre es alcohólica

No os imagináis lo difícil que fue poder decir esas cuatro palabras juntas en una misma frase: Mi madre es alcohólica.

Creo que ya comente que durante años la enfermedad de mi madre fue un tema tabú, ni a la familia, ni a mi padre, ni a los abuelos, ni tan siquiera a los amigos, sólo hablaba de ello con mi hermana. Mi hermana y yo podíamos haber estado todo el día de bronca en casa por que mi madre estaba como estaba pero en cuanto poníamos un pie en la calle todo aquello desaparecía, no pasaba nada. Supongo que la vergüenza, el miedo a que juzgaran a mama o el sentirnos culpables eran, entre otras, las causas de nuestro mutismo.

(más…)

Mi madre bebe a escondidas II

Ya conté en un entrada anterior que mi madre bebe a escondidas, esto no siempre ha sido así pero desde hace varios años es la forma en que lo hace. Comenzó a esconder la bebida en el momento en que fuimos conscientes de la magnitud de su problema.

Tenemos una cultura donde no es de extrañar que una persona beba vino o cerveza durante todo el día es más incluso en algunos sectores de la población tienen como costumbre el tomar una copa después de las comidas. Vamos que en general el tomar alcohol no esta mal visto, me atrevo a decir incluso, al menos por la experiencia que tengo, que a la gente le extraña conocer a otra gente que no beba alcohol. En fin…

(más…)

Resaca navideña

Se acabo la Navidad, ¡por fin!. La empecé con bastantes ganas pero llegó un punto en que ya estaba empachada de comidas,cenas, familia y de trabajo. Durante los últimos días mi cansancio era evidente y mi mal humor también así que necesitaba volver a la odiada y tan querida rutina.
Lo último que conté por aquí fue la cena de nochebuena, podría hablar largo y tendido sobre la cena de nochevieja o sobre la comida de reyes pero no me apetece ya ni acordarme ni escribir sobre ellas así que lo resumiré diciendo que un poquito más de lo de casi siempre.
Mi madre ha vuelto a dejar de beber, voy a ahorrarme lo decir que ojala sea la ultima vez ya que doy por hecho que no lo será, a partir de ahora creo que es mejor que diga que ojala dure tiempo esta nueva tregua.

La verdad es que este último mes no he hecho casi nada más que trabajar y dormir así que no hay mucho más que contar. Ah! bueno sí, el día 5 sacamos a los peques a la cabalgata, les encantó. Estuvimos con muy poquitos ya que muchos salen en las fiestas o en días especiales con familias de acogida y el resto formaba parte de la cabalgata,iban en la carroza de la parroquia tirando caramelos. Como les recogimos bastante pronto y no estaba el tiempo como para esperar en la calle nos los llevamos a comer chocolates y churros, tendríais que haberles visto sus caras después de la merienda… jajajaja

Casi siempre que estoy con ellos vuelvo a casa con un gesto o una frase que me ha parecido especial, en este caso tuve una conversación con uno de los niños que me pareció increíblemente mágica. La conversación fue algo así como:

-Niño: Aitana, ¿sabes lo que le he pedido a los Reyes?
-Yo: ¿Que le has pedido a los Reyes Magos?
-N: Un autógrafo.
-Y: ¿Un autógrafo? ¿de quien?
-N: ¡De ellos!. Fulanito (otro niño del Centro) no cree en los Reyes Magos así que les he dejado una carta diciéndoles lo que quería y al final he dejado un trozo en blanco para que cada uno firme ahí así Fulanito vuelve a creer que si que existen.

¡Imaginaos mi cara! Me pareció increíble que un niño dijera que lo que quería de regalo era poder demostrar a otro que los Reyes Magos existen. Espero que los Reyes le trajeran su regalo 🙂

Por cierto! Llevaba días queriendo subir esto (para enseñároslo y para tenerlo guardado para el recuerdo). Recomiendo bajar el volumen ya que se escucha bastante alto pero no he sabido bajarlo :S

Se escucha algo mal pero este ha sido mi mejor regalo de Navidad. Escribí a la educadora del centro de acogida el día 24 para desearla una feliz navidad y su contestación fue esa 🙂  Como os imagináis son los niños 🙂 (Sí, dicen Tatiana en vez de Aitana pero esa es una larga historia jajajaja)

De hospitales y demás cosas varias…

Últimamente paso poquito por aquí. No, aún no me he cansado del blog pero la mayoría de días llego a casa tan cansada que sólo me apetece meterme en la cama para estar descansada al día siguiente. La carga de trabajo es mayor y algunos días el ritmo es frenético, así que mi cabeza y mi mente necesitan desconectar.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: