Siempre he sido una persona que ha recurrido a escribir cuando no estaba bien. Cuando era bien pequeña lo hacía en un diario de papel, y cuando tuvimos ordenador en casa me cambié al formato digital y me abrí un blog privado al que acudía siempre que sentía que las cosas se torcían. Este año habréis notado que he pasado más por aquí, pero aparte de fotos y frases no me he atrevido a decir mucho más, me da un poco de cosilla saber que gente que me conoce me lee y por eso quizá no me atrevo a abrirme del todo.

No estoy bien, estoy en un momento en que cada día se me hace cuesta arriba, no sé cuántos días seguidos llevo ya llorando, y me siento perdida, desubicada y sola, que se que no lo estoy pero no puedo evitar sentirme así. Cuando por fin conseguí firmar la herencia con mi hermana, la persona que logró que se hiciera me dijo que ahora es cuando iba a empezar a darme cuenta de lo que había ocurrido, de que mi madre ya no estaba aquí, que durante este tiempo había estado que si pendiente de unos papeles o de otros, que si enfadada con mi hermana y la pareja de mi madre por todo lo que estaban haciendo y yo no entendía, y que ahora es cuando de verdad iba a ser consciente de lo que había ocurrido. Y joder si es verdad…

Ahora es cuando de verdad me estoy dando cuenta de que mamá no esta y no va a volver a estar, de que tuve que salir corriendo y de malas maneras de la que había sido mi casa durante casi toda la vida, y de que su pareja y mi hermana se han comportado como unos completos egoístas y demostrando que no les importaba una mierda, que yo constantemente pensaba en ellos, sobre todo en su pareja, y que su forma de devolvermelo fue egoísta, ruin y haciendo evidente que no eramos una familia, eramos unas personas que por dependencia unos de otros seguíamos juntos, pero juntos no eramos una familia.

Siempre he sido una persona que no le importa madrugar y que no me levanto de mal humor, pero últimamente me cuesta muchísimo levantarme de la cama y me levanto de una mala ostia…incluso ha habido días que tenía libre que no me he levantado en toda la mañana, y quien me conoce sabe que eso no es normal en mí. Estoy volviendo a dormir mal, e incluso he vuelto a hacerme algún nudo en el pelo. Mi humor es como una jodida noria, sube y al momento baja de golpe. Y estoy harta, estoy harta de sentirme así, de odiar al mundo, de sentir que vale ya, que durante años no lo he estado pasando bien y que ya es suficiente, que la vida me debe estar bien y a gusto y dejar de darme palos a mi o a mi familia.

Me siento sola…sé que es injusto para todos los que leáis esto y estáis aquí conmigo, pero no puedo evitarlo. De repente han desaparecido de mi vida dos de las personas más importantes, luego la pareja de mi madre que pensaba que estaría aquí, y mi hermana, que aunque durante años no ha estado se me hace duro decidir que ya no estará. Y me siento sola… y sé que es absurdo pero no puedo evitar pensar en todos esos momentos en que mamá ya no va a estar conmigo. Hace poco fue mi cumpleaños y hubiese dado lo que fuera por escuchar la voz de mama al despertarme, como hacia todos los años, gritandome “feliz cumpleaños”, incluso aunque estuviese en la cama me lo gritaba cuando me despertaba.

Sé que tengo que pasar por esto pero joder…

Vais a perdonarme pero no voy a revisar esta entrada, ni corregir las faltas de ortografía que pudiese haber, porque si lo hago sé que acabaré borrandola.

Gracias de nuevo a todos los que me están soportando, porque sí ahora mismo es soportarme, y a los que siempre están ahi para que les pregunté, les cuente o les lloré. Gracias de verdad por no dejarme sola.

¿Quieres dejarme un comentario?