No sé a ti pero a mi la palabra “borracha” me parece una palabra horrorosa. Supongo que por el contexto negativo que se le da, o que le doy yo, no lo sé. Lo que sé es que muchas veces se usa para definir a alguien de manera despectiva, y ahí es donde veo el gran error.

El otro día, una persona cercana a mí me contó algo que le había pasado y que me hizo reflexionar. Por lo visto fue a visitar a un familiar lejano, previo aviso y habiendo concertado hace semanas un día y una hora, y se encontró a dicho familiar totalmente ebrio. Me contó que la persona apenas se mantenía en pie y que hablaba de forma muy violenta y sin poner ningún tipo de filtro.
También me contó que al rato de estar allí, aparecieron el marido e hijo de dicho familiar. Por lo visto el niño, que tiene 9 años, saludó a todos menos a su madre, la cuál le reclamó, pero el niñó pasó de largo sin apenas mirarla.

La persona que me lo estaba contando, en su narración, incluyó varias veces la palabra “borracha” para dirigirse a la persona que se encontró en estado ebrio, y acompañó su relato haciendo el gesto de la botella con la mano llevándotela hacía la boca.

Esta situación me dió que pensar. Mientras mi conocido me contaba lo que le había ocurrido, yo no paraba de pensar que probablamente esta persona tuviera un problema con el alcohol. El hecho de que una persona sepa que iban a ir a su casa a verla, y al llegar te la encuentres en esta situación, y el que el niño pasará de largo ignorando por completo a su madre; no sé a ti pero a mi me parece signos de qué algo puede estar pasando.

Borracha

Y aquí es donde veo el error. Usamos la palabra borracha de manera despectiva para definir a alguien. Dentro de la palabra borracha no solemos tener en cuenta el hecho de que quizá esta persona tenga una enfermedad. Cuando la decimos en esos contextos, pensadlo, lo decimos como si la decisión de beber fuera de la persona, haciéndole totalmente responsable de su enfermedad. Y si, efectivamente una persona tiene capacidad de decisión y fuerza de voluntad, pero en el alcoholismo influyen mucha más variables. No es sólo que la persona beba porque quiere beber, es mucho más.

No sé, me pareció una reflexión interesante para traer por aquí. Por lo menos a mi como hija de una persona alcohólica, nunca me ha gustado que se hablará de mi madre como una borracha. Es más, si esto ha pasado, que ahora mismo no lo recuerdo, seguramente me haya enfadado.

Si os animáis decidme que pensáis respecto al tema. Y si sois personas que habéis pasado por esto, y llegáis hasta aquí, contadme si os parece acertado que se os defina, o a vuestros familiares, como “borrachos”.

Por cierto, espero no tardar mucho en pasarme por aquí, porque en esta conversación también hubo otro detalle que quiero reflexionar en voz alta.

Espero que estéis muy bien. Un abrazo,
Aitana

4 comentarios en Borracha

  1. Pues si, tienes razón
    El alcoholismo es una enfermedad. Todo se corrige con educación y haciéndonos reflexionar sobre ello como tu lo haces, yo también he echo ese comentario en alguna ocasión por lo que intentaré corregirme a partir de ahora
    Gracias

  2. El alcoholismo es una enfermedad de las masdestructibas cuando no se reconoce como taly destrulle familias además es una enfermedad que no está reconocida como ta Llo estoy hablando de bastantes años atrás empiezas por diversión por refugio por falta de comprensión en fin cada uno sabe además el alcohol no está reconocido como droga y Llo diría que es la droga oficial por los vinos de honor y eventos oficiales u la facilidad de adquirirlo bueno pues en el 19987 me reconoci enfermo alcohólico y deje de ser un borachohoy hay asociaciones y otro pero en aquella época reconocer públicamente que Heras enfermo alcohólico personas la malloria te ladraban pero había progesionales los meno que te alludaban a salir

¿Quieres dejarme un comentario?