Antes de empezar a contar y hablar acerca de los mitos que hay sobre el alcohol, quiero desearos (un poco tarde pero nunca es tarde si es algo bueno) un feliz año, lleno de vida, de risas, de momentos…

Sé que al final cambiar de año es cambiar un dígito, pero creo que para muchos tiene un efecto placebo que si se sabe exprimir es algo muy positivo.

Mi año ha empezado de la peor manera posible 🙁 (para variar) pero parece que todo va despacito y hacia delante, que es lo importante.

Bueno al lío.

Hoy quiero reflexionar en alto acerca de los mitos que hay sobre el consumo de alcohol. Pese a que están por todas partes y aparecen especialmente en fechas festivas, reconozco que hasta estas Navidades no me había parado a pensar en ello. Y es que me he encontrado con muchísimos, la mayoría como titulares de noticias.
Creo que esto es me muy perjudicial ya que el titular siempre es lo que más llama la atención, lógicamente, y muchas veces es lo que se lee sin profundizar más en la noticia.

Wine is Bottled Poetry, por Kate Kend

Se me ocurrió comentar en el twitter del blog que no paraba de encontrarme con estos mitos, y pregunté si alguien más los estaba viendo y cuáles eran. Voy a hablar sin nombres por si acaso alguno no quiere ser nombrado por aquí, pero si voy a comentar las respuestas que tuvo mi pregunta para que hablemos de ello.

  • El primero y creo que uno de los más se escuchan es que da mala suerte brindar con algo que no sea alcohol… ¿Cuántas veces has oído esto? porque yo os puedo asegurar que muchas. Nunca me ha gustado ni el cava, ni el champán ni ninguna de estas bebidas que se usan para brindar, y casi siempre he tenido que hacer el paripé sujetando la copa porque cuando iba a brindar con agua me decían esto…
  • Otro clásico que se ve por todas partes es decir que una copa de vino al día es bueno para la salud… No soy médico, ni nutricionista pero si la OMS estima que hay 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo de alcohol, y que es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares, entre otras, supongo que nos podemos ahorrar esa copa de vino al día. Además que como os comenté hace poco, mi madre sólo bebía vino y cerveza (que casualmente son las dos bebidas alcohólicas más aceptadas en la sociedad, vistas como algo bueno e incluso tienen un ocio asociado a ellas).
  • Otro bastante habitual y muy aceptado en nuestro día a día es decir que el alcohol es digestivo. No tengo ni idea de si habrá estudios o no que hayan llegado a esta conclusión (aunque de haberlos habría que ver quien los paga, claro) pero creo que no hay necesidad de tomar una sustancia que puede llegar a ser adictiva y acarrear muchísimos problemas por el hecho de que”ayude” a hacer la digestión. Hace tiempo que no lo veo pero si que recuerdo el ir a comer a un restaurante y que al terminar te ofrecieran un chupito de licor con esta excusa.
  • Los últimos mitos que se comentaron van relacionados: que el alcohol ayuda a aprender idiomas, y que ayuda a socializar. Si, el alcohol desinhibe pero no creo que lo haga en las condiciones perfectas para aprender idiomas, ni que sea necesario para relacionarnos más. Creo que hay que trabajar mucho y empoderar a las personas para que sean capaces de poder serlo sin necesidad de tomarse una cerveza o copa.

Lo peor de todo esto es que por muchas luchas que se lleven a cabo para desmontar estos mitos, el alcohol esta aceptado en nuestra sociedad, especialmente bebidas como la cerveza y el vino.

¿Por qué en los paquetes de tabaco si te muestran mensajes y fotografías negativas de su consumo y en las botellas de alcohol no?, ¿por qué se permite la publicidad en un centro comercial en plenas navidades de una bebida alcohólica? y el anuncio no era pequeño no, y además con luces y movimiento…

En fin… esto es como todo, mientras haya otros intereses creo que es algo que va a perdurar, pero me parece importante pararse a reflexionar acerca de ello.

¿Quieres dejarme un comentario?