En artículos y/o noticias en que se relaciona el alcoholismo con el sexo de la persona alcohólica se apunta a que los hombres son más dados a consumir el alcohol de manera pública mientras que las mujeres tienden más a hacerlo de manera privada e íntima. Mi madre es una de esas mujeres. Lo hace de manera tan tan intima que lo hace a escondidas.

Hace unos años era distinto, el alcohol era visto como algo normal en nuestra vida así que no tenía que esconderse para beber, podía beber en casa o en la calle cuando salíamos a comer, cenar o a tomar algo. Cuando empezamos a darnos cuenta de que algo cambiaba cuando mama bebía (hablo en plural pues incluyo también a mi hermana) comenzamos a intentar evitar que esto ocurriera,  vaciábamos las latas de cerveza y de vino o las escondíamos para luego bajar a tirarlas a la basura. Hace ya tiempo me di cuenta de que esto era absurdo, por mucho que le vaciáramos o le tiráramos el alcohol mi madre seguía bebiendo, lo único que tenía que hacer era bajar y comprar más así que no conseguíamos nada haciendo eso, encima nos llevábamos una bronca cuando se daba cuenta o nos pillaba haciéndolo…

Ya he dicho que era normal que en casa hubiera alcohol o mi madre bebiera cuando salimos a tomar algo, pero hubo un momento en que esta “normalidad” cambio. Fue después de que su pareja dejara de beber tras un ingreso hospitalario a causa de ello. Si, él también bebía. No sé si le podría considerar o no alcohólico porque es verdad que él parecía no tener tanta dependencia como tenía y tiene mi madre pero yo no soy psiquiatra así que aunque crea que si lo es, y lo era (porque aunque no se beba se sigue siendo alcohólico) no soy una persona cualificada para afirmarlo. A raíz de aquí no sé si porque su pareja comenzó a ser consciente del problema de mi madre o egoístamente para no sentirse tentado, pero desde que él dejo de beber las cosas en casa respecto al alcohol cambiaron de manera radical. Si antes se concebía que en la nevera hubiera cerveza a partir de ese momento ya no. Mi madre seguía bebiendo fuera de casa y dentro de casa también, pero a partir de ahí comenzó a hacerlo a escondidas.

Desde entonces no es raro que aparezcan latas de cerveza o bricks de vino en un armario, debajo de un mueble, detrás de la televisión…etc. No sé si ella se cree que bebiendo a escondidas no nos damos cuenta de que lo hace pero creedme que solo hace falta mirarla a la cara para saber si ha bebido o no, aunque haya bebido poco.

… Continuará.

 

5 comentarios en Mi madre bebe a escondidas

    • Hola Ruiz,

      Ojala pudiera darte la respuesta correcta a la pregunta que planteas pero me temo que no la hay. No sé cuál será la situación que tenéis ni si tu madre es consciente de la enfermedad que tiene pero desde mi experiencia te diría que por mucho que hables con ella si ella no quiere o no es consciente de que es alcohólica poco puedes decirle para hacerla cambiar de parecer o para que se dé cuenta. En mi caso, antes de entender todo lo que te he dicho, me sentía impotente y culpable. Creía que quizá la solución estuviera en mi mano y el problema fuese que yo no lo estaba haciendo bien, pero no es así… la solución está en la voluntad de tu madre y en sus ganas de luchar contra esta enfermedad, si ella no quiere y por mucho que nos duela poco podemos hacer los demás. Bueno si ¡cuidarnos!, cuidarnos de que la situación no nos supere, que ya es bastante.

      Te dejo aquí mi email por si puedo ayudarte en cualquier cosa, hablar, desahogarte o que alguien te entienda un poquito más de lo que todos intentan hacerlo 🙂 aitana@loquenadiemecontodelalcohol.es para lo que pueda ayudarte aquí estoy.

      ¡Un abrazo enorme y ánimo!

  1. Hola,

    La verdad es que me he sentido muy identificada con el post, en mi caso, lo llevo viendo desde niña y tengo ya muchos años…por desgracia es un tema tabú para la familia, mi padre o se hace el loco o ya no le presta atención…no sé…mis hermanas, cada cual hace su vida y no se percatan de mucho, pero todos sabemos que ha bebido desde siempre, en su familia hay antecedentes de alcoholismo pero del peor tipo, del que se normaliza y no se trata nunca,

    Sé cuándo ha bebido porque cambia el tono de voz, no es que hable como borracha, pero si lo eleva y está como más agresiva, habla con un timbre más duro, si soy sincera me enfada, porque no le puedes decir, “eh, baja el tono, que le has dado al tema y no tengo por qué soportarlo”, básicamente, porque si hay testigos, se pondrían de su parte, como digo es un secreto a voces, pero no se verbaliza, no lo hablamos y no existe.

    Recuerdo una anécdota que me sentó fatal porque fue en público y no pude decir deseé haberle dicho, estábamos en una fiesta familiar y yo debatía con un cuñado que llevaba algún whisky, el caso es que habla mruy alto y era imposible oir nada, alcé la voz, por el propio ruido, algo que hacemos casi todos inconscientemente y mi madre me suelta:

    “Fulanita, se te ha subido la bebida a la cabeza?, vas piripi o qué? y curiosamente, yo estaba bebiendo tónica, nada más…mi cuñado, se echó a reir, pues me estaban poniendo de borracha cuando a él le han quitado el carnet de conducir por ir como una cuba y me sentó como una patada en el estómago,

    Tengo más anécdotas, como haber salido a cenar una noche, tener dolor de estómago al día siguiente y soltarme que a ver qué había bebido…mi padre, que estaba de testigo, vio la indignación en mis ojos y dijo que yo no soy bebedora, que pudo ser cualquier cosa de la cena.

    Me frustra porque desvía la atención echando la porquería a los demás, bueno, en este caso a mi, creo que es porque sabe que soy la que se da cuenta, de hecho le hago comentarios sin entrar al trapo, como que está hablando muy fuerte, que la noto nerviosa o alterada y aún así, se enfada.

    Tiene problemas biliares y vesiculares y tengo claro que el beber durante 50 años a escondidas, temporadas más fuertes que otras, ha tenido algo que ver, pero ¿cómo le dices que hoy ha vomitado porque le ha dado a la botella?…

    Los hijos nos sentimos desamparados ante un padre/madre que tiene algún tipo de adicción, no sólo porque son adultos y hacen lo que les place, sino porque está la “autoridad” de que es tu progenitor.

    Tengo muchas anécdotas, hoy me he lanzado a escribir porque le noto este tono agresivo que me irrita y me dan ganas de decir todo lo que he vivido por su alcoholismo encubierto.

    Gracias por leerme, un abrazo,

    • Gracias a ti por pararte a escribir todo esto.

      Yo también me he sentido muy identificada contigo. Sobre todo quiero destacar dos frases que me han encogido el estómago.

      “No lo hablamos y no existe.” En mi casa era igual, no sé hablaba del tema y parecía que no pasaba nada. Recuerdo estar viendo alguna serie o película donde salía reflejado el tema del alcoholismo, y era incómodo. Si segundos antes estabamos comentando algo, en ese momento nos callábamos y no se decía nada. Supongo que, entre muchas otras cosas, esto es uno de los motivos por los que la mayoría de hijos de personas alcóholicas tardamos en verbalizar la situación hacía fuera. Supongo que si vemos que en casa es un tema tabú, entendemos que hacía fuera también debe serlo, y al final eso nos come por dentro.

      “Los hijos nos sentimos desamparados ante un padre/madre que tiene algún tipo de adicción, no sólo porque son adultos y hacen lo que les place, sino porque está la “autoridad” de que es tu progenitor.” Por desgracia totalmente. Por ejemplo, si mi madre había bebido y quería bronca, me regañaba por cualquier cosa, por cualquiera, daba igual lo que fuera. Que estaba limpiando el polvo y me dejaba el trapo en alguna parte, bronca. Que estaba fregando los platos y se me rompía un vaso, bronca. Daba igual lo que hiciera, siempre encontraba algo con lo que empezar a gritar. Incluso cuando estudiaba en casa, si cerraba la puerta para no escuchar la televisión y poder estudiar tranquila, bronca. Recuerdo que venía pegándome gritos a abrirme la puerta de mi habitación, le pedía que por favor la cerrara para poder estudiar tranquila, pero daba igual. Ella se defendía en que era su casa y las cosas se hacían como ella quería. Recuerdo que me sentía súper impotente…

      La verdad es que es una situación muy complicada, ¡mucho mucho ánimo!

      Escribe cuando quieras, mi blog es tu blog.
      Un fuerte abrazo

¿Quieres dejarme un comentario?