Me da un poco de miedo generalizar pero creo que no me equivoco cuando afirmo que las personas alcohólicas y las personas adictas a alguna sustancia, viven una realidad completamente distinta a la que viven las personas que no lo son.

A mi es una de las cosas que más rabia me da de mi madre. No que viva por su enfermedad una realidad distinta, sino que crea que es la única cierta y no se plantee en ningún momento dudar de que quizá las cosas no sean como ellas las recuerda o como las quiere recordar.

Para que os hagáis una idea. El pasado viernes por la mañana, mi madre tenía que ir al hospital ya que tenía consulta con el traumatólogo para ver que tal va la operación de la rodilla. Yo no suelo trabajar los viernes por la mañana, trabajo los sábados así que tengo una mañana libre a la semana que suele ser los viernes. A mi ni ella, ni su pareja, me dijeron en ningún momento que acompañase a mi madre al hospital, en ningún momento, ni me lo plantearon. Quizá tendría que haberme ofrecido yo, pero al no decirme nada di que por hecho que su pareja quería ir con ella.

A las siete y pico de la mañana me desperté escuchando gritos. Escuché algunos comentarios sobre mí pero vi que era tan pronto que intente volver a dormirme. A las ocho y pico vuelven a despertarme otros gritos que otra vez hablaban de mi, y ya harta de que no me dejasen dormir y sin entender porque estaban hablando mal de mí, me levanté y pregunté que pasaba y que había hecho.

En principio era la pareja de mi madre el que estaba haciendo los comentarios sobre mí. Estaba muy cabreado conmigo porque no fuese a acompañar a mi madre al hospital y tuviese que ir él. Creo que ya os he comentado con anterioridad que la pareja de mi madre no sabe hablar, no sabe decirte las cosas que has hecho mal o que le han sentado mal a él sin elevar la voz o descalificarte.

Le dije que nadie me había dicho nada y que si me lo hubiesen dicho habría ido, pero que no me echase en cara algo que ni me habían comentado, ni preguntado. Por supuesto, estaba en caliente así que siguió erre que erre. A todo esto, mi madre permanecía callada, pero al rato empezó a echarme en cara lo mismo.

DSCN6447

Cuando ya llevaba media hora escuchando la misma historia, y lo siento porque me puse a  la misma altura que ellos, se me ocurrió decirle a mi madre que no podía echarme en cara eso cuando yo sólo había estado una vez en el hospital, por algo relacionado conmigo, en la que necesitaba que alguien me acompañase y en la que ella, hasta el día antes de la operación, se supone que iba a estar. Ya os contaré más detenidamente ese día pero lo voy a resumir en que a mi me operaban, necesitaba que alguien adulto me acompañase, y sólo tenía “disponible” al que en ese momento era mi novio.

¿Sabéis cuál fue la respuesta de mi madre a mi comentario? Que ella no había ido conmigo  al hospital porque yo no quise que fuera y decía que sólo iba a ir con mi novio. Lo decía tan segura que yo creo que de verdad se cree que paso así, y creedme cuando os digo que mi madre iba a acompañarme hasta que el día de antes, habiendo bebido, me empezó a decir que no iba a venir conmigo.

Antes me enzarzaba con ella en estas discusiones, no entendía que fuese capaz de hablar de algo habiendo bebido,como si fuese la verdad, como si todo hubiese ocurrido según ella lo recuerda. Ahora no niego que me da rabia, me da rabia que en su cabeza ese día sea así cuando a mi es uno de los días que más me duelen. Me dolió muchísimo ver como ella y como mi padre actuaban de una forma totalmente pasiva, como si con ellos no fuese la cosa. Y aunque me de rabia ya no voy a entrar a discutirla. Quiero pensar que en el fondo ella sabe que no fue así.

3 Comments on Vivir otra realidad

  1. No conozco el final si fuiste al hospital o no.
    Pero si al final fuiste…. reforzaste su conducta y ellos (ambos) conocían la forma de hacerte ir. ¿Porque iban a probar otra forma más educada o respetuosa hacía ti, si sabían que esa funcionaría y lograrían su meta?.

    • Por eso mismo no fui. Si me lo hubiesen pedido o las formas hubiesen sido otras, me hubiese dado igual, pero no me parecen formas y no me parece que sea justo echarme en cara algo que no me han comentado.

  2. Algunas personas exigen a los demás lo que ellas nunca han dado y luego se extrañan de tu actitud hacía ellas, ya que se han inventado su película para justificar de su mal comportamiento;, un beso grande y sabes que te deseo lo mejor.

Deja un comentario