….en que me entran ganas de gritarle a mi madre que narices hace con su vida.

…en que me muero de ganas de decirla y preguntarla que si realmente cree que merece la pena.

… en que me planteo seriamente si lo suyo es una enfermedad o ha pasado a ser dejadez.

… en que me arrepiento de ayudarla y estar ahí.

… en que siento la rabia corriendo por mi cuerpo.

…en que creo que ningún esfuerzo merece la pena.

… en que no dejo de pensar en como serían las cosas si todo hubiera sido diferente.

… en que no dejo de pensar en como seria yo si todo hubiera sido diferente.

… en que me martirizo por no ser más egoísta.

… en que respiro y cuento hasta diez, o incluso hasta veinte.

… en que doy gracias por haber aprendido a pasar estos días sin que ello suponga tener mañana cara de sapo.

4 Comments on Uno de esos días…

  1. Tienes razón Laura. Creo que a día de hoy hace falta mucho mucho para que vuelva a derrumbarme, sigo siendo bastante inestable pero por suerte he aprendido a controlar, al menos un poco,ciertos momentos de estrés.

    Un beso!

Deja un comentario