Retrocedo y vuelvo con la entrada alegre que os decía el otro día 🙂 Bueno ahora es doble que acabo de volver de estar con ellos así que aprovecho y os cuento dos planes en una misma entrada, que hace muchísimo que no lo hacía.

Hace unas semanas tuvimos salida. El plan principal se fue al garete ya que nos quedamos sin los elevadores para poder llevarles en los coches, teníamos pocas opciones así que tentamos al tiempo y fuimos al parque a patinar.

Niño patinando

Seguro que a alguien le suenan esos patines 🙂 (¡Muchísimas gracias de nuevo!) 

Niños patinando

Al final el plan fue todo un éxito, los niños encantados con los patines, el tiempo nos dio una tregua, merendaron hamburguesas… 🙂

Hoy hemos vuelto a verles. educadores, peques y no tan peques, y voluntarios, nos hemos plantado en Navacerrada a hacer de tarzanes y trepar por los árboles.

No tengo ninguna foto que pueda enseñaros pero creedme cuando os digo que lo han pasado, y lo hemos pasado, genial.

Hemos estado en De Pino a Pino, un parque de aventura situado en Navacerrada.

Navacerrada

La ubicación es espectacular, las vistas una maravilla y tienen circuitos para todas las edades pero, al menos para mi, la organización dejaba un poquito que desear. Me faltaban monitores que controlasen los circuitos y a las personas que accedían a ellos. Monitores había, pero lo de controlar poco…

Pese a ello me ha encantado, la verdad es que me parece un planazo. Me da algo de rabia no tener gente cerca que también disfrute con estos planes, a mi me vuelven loca. Naturaleza, deporte, adrenalina… ¡me encanta!

Si no lo habéis probado. os lo recomiendo. Bueno, siempre y cuando no tengáis miedo a las alturas 😉

 

Deja un comentario