Etiqueta: Familia

La familia II

… Además de por sentirme extraña cuando veía a mi familia paterna, me costaba muchísimo ir porque por aquel entonces no le tenía demasiado cariño a mi abuela. Quien me conoce sabe que a día de hoy la adoro y que es una de las personas que lo sabe todo de mi, pero por aquella época iba a su casa porque sentía que tenía que ser así y porque mi madre nos pedía que fuéramos. Digamos que con el divorcio de mis padres, mi abuela cometió el fatal error de posicionarse. Mi abuela solo vio lo que mi padre quiso mostrar y eso la llevo a comportarse de manera un poco irracional e infantil.

(más…)

La familia…

Por parte de madre tengo poca familia, y aunque con unos más que con otros, digamos que en general no he tenido mucha relación con ellos; por parte de padre tengo bastante más familia y aunque ahora mantengo una excelente relación con casi todos ellos, cuando era pequeña la relación era bastante escasa.

Las dos familias son muy distintas entre sí, tienen distintas formas de relacionarse, de comunicarse, de tratarse… etc, pero si hay algo que ambas tenían en común cuando era pequeña, es que las odiaba tanto a una como a la otra.

(más…)

Vuelta a las andadas, ha vuelto a beber…

Hace unos días le decía a un amigo que mi madre llevaba ya un mes y pico sin beber, se lo contaba entre medio sorprendida y medio preocupada ya que hacía bastante que no aguantaba tanto tiempo del tirón. Pues si antes lo digo, antes ocurre, mi madre ha vuelto a beber. Si, llevaba un mes y pico sin probar una gota de alcohol pero ha vuelto a las andadas. Todavía no debe estar bebiendo mucho pero os aseguro, y las personas que pasen por algo similar sabrán de sobra de que estoy hablando, que quienes convivimos con personas con esta enfermedad sabemos con exactitud cuándo se ha tomado una única cerveza.

(más…)

Todo lo que no acaba conmigo me hace más fuerte

Si hay algo que creo que caracteriza a las personas que sufren o conviven con la enfermedad del alcohol es la sensación continua de vivir en una noria, unas veces abajo y otras tantas arriba. Creo que es algo inevitable, cuando la persona que tienes cerca se mantiene sobria la sensación es de estar viviendo un nuevo día, despertarte tranquilo y con más ganas que nunca de comerte el mundo. Es verdad que siempre existe esa antenita que nos hace estar en estado de alerta, pero con el paso de los días va empequeñeciéndose para pasar a creer que es algo del pasado. Pero no, parece que el pasado siempre renace y con fuerza.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: