Si, ya sé lo que vas a decirme: que este ha sido un año de mierda, que parece que nada puede salir bien, que no entiendes como puedes tener tan mala suerte, blablabla. ¡Basta! Deja de ver siempre las cosas de manera tan negativa.

Vaaale, quizá este año te hayan pasado algunas cosas algo feas y que te han hecho pasarlo y estar mal, pero ¿y las cosas buenas?. Incluso, aunque quizá ahora no te des cuenta, muchas de las cosas feas que te han pasado han sido algo bueno, estoy segura de que mínimo en una me acabarás dando la razón, ya verás.

Olvídate de esas cosas. Las que dependen de ti ya han tenido tu atención más tiempo del que debería, seguro;  y las que no, ya sabes que ahí lo importante es dejar que te afecte lo mínimo posible. Sé que la impotencia es una putada pero no se te ocurra decirme a estas alturas que no estás acostumbrada.

Estás creciendo mucho Aitana. Seguro que ahora estás pensando que no, pero es porque no te das cuenta y porque, para variar, tu inseguridad sigue ganándote la batalla un año más. Deja de sentirte así, no puede ser que la gente confíe más en ti de lo que lo haces tu misma. Es verdad que de unos años a aquí has cambiado muchísimo en ese aspecto, pero sigue esforzándose y trabajándolo porque creo que aún te queda bastante. Hay veces en que eres tan consciente de tu inseguridad, que yo me rio de ti por no darte una patada en el culo…

Venga, voy a aplaudirte en algo que parece que solo te estoy sacando pegas. Tu optimismo me ha sorprendido este año. Quizá lo has expresado más hacia los demás que hacia ti misma, pero me gusta. Has cambiado, aunque sólo sea un poco, la forma en que ver las cosas, la vida, los problemas… De todas formas, hazme caso cuando te digo que dejes de dar tantas lecciones y aplícate tu más el cuento bonita, que has dado un paso si, pero puedes dar muchos, muchísimo más.

Sonríe Aitana, sonríe muchísimo, pero hazlo de verdad. Deja de usar tantísimo la cabezota esa que tienes y dedicate más a disfrutar, a dejarte llevar. Eres tu la que dice que la vida es muy sencilla pero somos nosotros los que nos empeñamos en complicarla, pues hazte caso. ¡Deja de escuchar tanto a los demás y escuchate más a ti!

Ahora deja de perder el tiempo leyendome y vete a vestirte, que conociéndote estás con el pijama puesto, tomando un té y con una mantita encima para no tener frío…

Espero no oirte decir el año que viene, que el año ha sido una mierda. Busca y haz todo lo posible por que no sea así.

¡¡Feliz 2015!!

Do more of what makes you happy

3 Comments on Querida Aitana…

Deja un comentario