Estos meses han sido una autentica locura, una montaña rusa enorme que sube y baja sin cesar… Aunque sólo hayan pasado ocho meses parece que haya pasado una eternidad, han ocurrido tantas cosas en tan poco tiempo, tantos cambios

Empecé todo pensando que las cosas saldrían bien, que la muerte de mi madre supondría un punto y aparte en la relación con su pareja y con mi hermana. Pero no… estaba equivocada. Las cosas desde entonces no han sido fáciles y al final han acabado como no esperaba.

Quizá me empeñé en mantener una situación que yo misma estaba obligando o quizá era lógico que buscase verlo así, no lo sé, sólo sé que tengo la sensación de que yo ya no podía hacer más, de que quizá aguanté más de lo que debía… Es verdad que a mi hermana dejé de justificarla casi al principio, ella apenas tardó diez días en sacar su yo al que nos tiene acostumbrados, y yo dejé de pensar que la muerte de mi madre sería su gran punto de inflexión. Con su pareja fue distinto, me emperré en defender su postura basándola en la incertidumbre y el miedo y guiándome por mis sentimientos. Después de todo llevaba casi veinte años en mi vida, de una manera poco sana sí, pero intentaba pensar en los buenos momentos o en las cosas que había hecho por mí, pero al final todo acabó estallando… Él no respetó que cogiera las riendas de una situación que nos pertenecía y perjudicaba y de la cuál hasta entonces sabíamos poco, y pese a que se lo pedí en varias ocasiones, no confió en mí ni en mi palabra. Viéndolo ahora con algo más de distancia no sé cómo pude justificar y defender tanto tiempo sus acciones, ahora entiendo perfectamente que desde fuera se viesen tan mal…

De verdad quería y esperaba que todo el mundo se equivocase y no tuviese razón, ya había perdido a mamá no me apetecía seguir restando, pero me equivocaba… Cuando las cosas llevan mucho tiempo siendo de una manera es muy difícil que cambien, es muy difícil que cambiemos

Me da muchísima pena todo lo que ha ocurrido, no os imagináis cuanto…

En fin…, yo venía aquí a hablar de la tremenda necesidad que siento últimamente de estar sola, de pasear, de pararme y respirar, y al final me lio…

Gracias y más gracias por todos los mensajes que he recibido desde que publiqué la entrada en que os conté que había pasado. Gracias por estar aquí.

 

Deja un comentario