Seguramente muchos ya lo habréis visto muy probablemente por la entrevista que se televisaba antes que esta, pero si aún no lo habéis visto hacerlo.

No sé que os habrá parecido a vosotros pero para mi es una mezcla de sinceridad, humildad, vergüenza, lucha, rabia, entereza…

Toda la entrevista merece la pena pero sin dudarlo me quedo con dos frases: con la que da título a esta entrada, y con una casi del final “esta enfermedad es muy bestia, no quiero bajar la guardia”.

Deja un comentario