Lo avisé. Hace tiempo dije que para mi escribir ha sido siempre mi forma de desahogo. Cuando las cosas van mal o tengo la cabeza a punto de estallar, me da por escribir. Esto es, por desgracia, como todo en la vida. Cuando estamos tristes o cabreados lo expresamos y contamos más que cuando estamos contentos y felices. Si, yo tampoco lo entiendo pero es así.


¿Cómo va todo? Tranquilo.

Estoy como en una línea recta con pequeños tramos, pero muy pequeños, en que sube o baja. Quizá esto tampoco sea del todo bueno, pero por ahora es como quiero estar. No quiero que nada me influya tanto que me haga perder esa recta, ni para bien ni para mal, quiero estar tranquila y sobre todo mantener la cabeza fría.
En casa las cosas… bueno… mi madre ya esta haciendo otra vez de las suyas. Se la nota en la mirada, en el tono de voz que usa al hablar, y en los raros movimientos que hace por la casa para poder beber sin ser vista. ¿Sinceramente? me da igual. La situación me acabará jodiendo como lo hace siempre que mi madre esta bebiendo y el desenlace es en el hospital, pero ya paso literalmente de decirla nada o de intentar hablar con ella para que intente luchar y ser fuerte, ya son tantas veces que al final acabo cansándome de repetir siempre lo mismo. Me canso hasta de contarlo y de escribirlo, es el cuento de nunca acabar.

Cambiando de tema, la semana pasada hice mi primera entrevista como trabajadora social. Yo creo que fue bien aunque las circunstancias eran algo complicadas, sólo era por cuatro meses y media jornada lo que impedía que pudiera compaginarlo con mi trabajo actual. Además la incorporación era inmediata, tan inmediata que era al día siguiente. En fin… seguiremos intentándolo. Soy bastante cabezota así que estoy segura de que llegará la oportunidad.

Y por supuesto no puedo cerrar esta entrada sin dar las gracias a todos los que os acordasteis de mi la semana pasada 🙂 En días como ese siempre aparece todo el mundo, incluso quienes no queremos, pero estaban los imprescindibles, que es lo más importante.

1 Comment on ¿Hola?

  1. Se suele decir : ” Harta de estar harta, ya me canse “, es una pena lo de la entrevista que no haya podido ser, pues hay que ir introduciendose en el sector, hay que seguir insistiendo.. un abracito,

Deja un comentario