El otro día cuando buscaba información para escribir la entrada en la que contaba las declaraciones que había hecho Mike Tyson acerca de su adicción a las drogas y al alcohol, en una de las páginas que consulte, me encontré con el siguiente comentario:

"El alcoholismo no es una enfermedad...."

 

Me pareció interesante hacerle una captura de pantalla y hablar acerca de ello en el blog ya que creo que, a día de hoy, aún es un pensamiento bastante generalizado.

Para el que no lo sepa, en 1948 la Organización Mundial de la Salud reconoció el alcoholismo como una enfermedad y la incluyó en la Clasificación Internacional de Enfermedades, pasando a definirla como la ingesta diaria de alcohol mayor de 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre.

La verdad es que es bastante común que el alcoholismo sea considerado un vicio. Yo misma, antes de leer y estudiar algo sobre el tema, creía que la persona alcohólica bebía por que quería, por que le gustaba y se divertía bebiendo, pero por desgracia no es así. El alcoholismo implica una dependencia a una sustancia, al igual que la drogadicción o incluso el tabaquismo, son enfermedades crónicas que provocan que el cuerpo de la persona sienta un “deseo” de consumir esa sustancia y la crea necesaria para vivir.

Como persona que padece de cerca esta enfermedad y como trabajadora social, creo que es necesario saber de que estamos hablando antes de pararnos a hacerlo. Cuando leo o escucho comentarios de este estilo no puedo evitar pensar que debido a ellos el alcoholismo o la drogadicción siguen siendo enfermedades estigmatizadas que hacen que tanto enfermos como familia vivan la enfermedad en silencio sintiendo vergüenza de ella.

Personalmente me costo una barbaridad romper esa barrera, me moría de vergüenza de solo pensar en contarle a alguien lo que ocurría en casa. Pero el tiempo me ha hecho darme cuenta de que no hay que sentir vergüenza, no hay que sentirse culpable y no hay que temer el que otros conozcan la situación, al revés, hasta puede ser beneficioso que lo sepan.

4 comments on “¿El alcoholismo es una enfermedad?”

  1. No sabemos porque no queremos saber. El problema es que la ignorancia es muy atrevida y el sabio calla. Y cuando el sabio habla y aconseja al ignorante, le tomará por su enemigo.

  2. Me ha gustado leer estas últimas palabras, creo que este ese el camino, tú no eres culpabe de los errores de los adultos que no han sabido cual era su papel y su sitio en su entorno familiar, ya estoy en casa para los que quieras, te quiero.

Deja un comentario