– La mayoría de días se levanta a desayunar conmigo y si no lo hace me grita desde la cama “‘¡¡Buenoooos días Aitana!!“.

– Puedo hablar con ella de cualquier cosa, siempre esta ahí para escucharme.

– Se para a preguntarme como estoy, cómo me ha ido el día, que tal en el trabajo …

– Si tengo uno de esos días en que me duele la cabeza una barbaridad y sólo quiero estar tumbada en la cama, lo respeta. Asoma la cabeza por la puerta de vez en cuanto a preguntarme como estoy y le dice a su pareja que baje el volumen de la televisión que estoy tumbada y no me encuentro bien.

– Desayuna, almuerza, come, merienda y cena.

– Me pide que le descargue juegos de esos de buscar objetos para jugar por las tardes cuando esta sola en casa.

– Se ducha, se viste y se cuida.

– Cuando estoy encerrada en la habitación, trabajando, estudiando o leyendo, viene de vez en cuando y me pregunta que hago y como lo llevo.

– Si no estoy en casa cuando ella se va a dormir me escribe dándome las buenas noches y diciéndome: “formalidad poca pero que dure”.

– Si tiene que echarme la bronca lo hace pero no a gritos.

– Si me han hecho daño y ve que no lo estoy pasando bien me dice que no merece la pena que este así, que valgo mucho.

2 Comments on Cuando mi madre no bebe…

  1. recuerdalo cuando la veas que sufre, pues ella lleva su dolor, aunque no lo parezca es una buena madre y se esta perdiendo la vida de sus hijas.

Deja un comentario