Hoy estaba leyendo el periódico cuando me he encontrado con estas palabras: “Cuando estoy feliz bebo, cuando estoy triste bebo, cuando hay sol, cuando llueve. No bebo solo cuando debo quitarme la borrachera”. Con estas palabras Psy, el cantante coreano creador del famoso “Gangnam Style”, ha confesado su adicción al alcohol.

Cuanto más leo sus palabras mejor forma me parecen de describir esta enfermedad. En el alcoholismo llega un momento en que da igual que las cosas vayan bien o vayan mal, que la persona este nerviosa o tranquila, que se tenga algún problema o no se tenga, al final el cuerpo siempre acaba pidiendo lo mismo: alcohol.

Últimamente estas noticias son bastante frecuentes y a mi no deja de sorprenderme que en todas ellas se haga mención a una infancia dura o a unos padres que quizá no deberían haberlo sido. Cuando pienso en esto es inevitable que se me ponga la piel de gallina pensando que en algún momento mi cuerpo necesite del alcohol para seguir, también pienso en todos los niños de la asociación y no paro de preguntarme si las personas que han tenido una infancia complicada o los que tenemos familiares inmersos en una adicción somos más proclives a padecerla. Sé que hay estudios que demuestran que hay una predisposición genética en el caso del alcoholismo, y la habrá, y sé que también depende de muchísimos otros factores pero aún así no puedo evitar sorprenderme cuando en cada una de estas historias se habla de un pasado similar.

Para mi es una actitud valiente el ser capaz de reconocerlo públicamente, creo que es el primer paso para dejarlo atrás. Creo que si no se asume una enfermedad no se puede luchar contra ella.

1 Comment on “Cuando estoy feliz bebo,cuando estoy triste bebo…”

  1. Sabes que te quiero y te aprecio muchisimo, y tambien sabes que la fuerza de voluntad lo es todo y tu sabes que la tienes, sino no hubieras llegado hasta donde has llegado. Siempre llebamos una carga genetica, pero no solo de alcoholismo si no de muchas cosas m´´as que no tienen porque reproducirse si ´´tu no quieres.

Deja un comentario