Cuando comencé este blog no me imaginaba que me fuera a llenar tanto como lo hace. Os parecerá algo absurdo pero siento que esto es mío, siento que de alguna manera forma ya parte de mi. Como ya he dicho en multitud de ocasiones, perdonad que me vuelva a repetir, el objetivo de que me animara a escribir la situación por la que paso no era sino querer ayudar a quien pasara por algo similar.

Por supuesto el blog hace las veces de diario y me ayuda a desahogarme y a soltar lo que llevo dentro pero mi primera intención siempre ha sido y es, que mi experiencia pueda servir de ayuda a hijos, padres e incluso a la propia persona alcohólica que quizá nunca se ha parado a pensar en lo que supone y significa la enfermedad vivida desde esta perspectiva. Ya os conté que cuando comencé a tener acceso a internet buscaba blogs o foros en los que alguien más se sintiera tan perdido como lo estaba yo, ahora no lo sé pero os puedo asegurar que en aquellos tiempos no encontraba lo que buscaba.

En las últimas semanas he tenido buenísimas noticias en relación con el blog que no hacen sino que piense que esto realmente merece la pena. Me marque como objetivo el conseguir que una sola persona que pasara por algo similar me leyera, y parece que el objetivo se ha cumplido 🙂

Felicidad

No sé como explicar la sensación de ese momento. Podría decir que fue algo así como una mezcla entre alegría y vértigo. Alegría creo que esta claro porque, quería que esto llegará a quien de verdad le podía hacer falta y el saber que ya había llegado a una persona me emociono, me alegre muchísimo de saber que alguien se ponía en contacto conmigo por que había leído algo que yo había escrito y se había sentido identificado/a. ¡Wow! la verdad es que la sensación fue increíble.

¿Vértigo? si, un poco.

Es más fácil contar tu experiencia que pararte a aconsejar. Aconsejar en estos casos es muy difícil. Hablo de una enfermedad si, pero también hablo de personas. Al hablar de personas y ser cada una más distinta a la de al lado esta claro que no hay dos situación iguales, pueden ser parecidas pero cada una va a tener sus detalles propios que la hacen única.

Otra de las buenas noticias, hoy no pienso contar nada triste, es que hace un par de semanas también contactaron conmigo desde la Revista Independientes. Iban a abrir una sección en su blog titulada “Blogs de testimonios” y me pedían permiso para enlazarme dentro de esa sección. ¡Como veis acepte encantadísima! Gracias Mireia y gracias Laura por dejarme formar parte de Independientes 🙂 

Y creo que por hoy ya esta, ¡luego no me digáis que solo hablo de cosas tristes! 😛

8 comments on “Buenas noticias”

  1. Esa sensación de “vértigo” me ha acompañado en cada nuevo proyecto que he realizado.
    A mi, lo que más me ha ayudado a combatirlo, es el enfrentarme a el. Y te diré… que cuando llevo un tiempo sin sentir ese vértigo…. lo echo de menos.

    Y ahora que has cumplido el objetivo marcado…¿cual es el siguiente? ¿o tienes miedo a las alturas?

  2. ¡¡Animo y enhorabuena !!. Cada granito forma parte de un gran montón y ese montón solo se hace grano a grano. Felicidades por la buena noticia.

Deja un comentario